Dile No Al Toque de Sacrificio Dile No Al Toque de Sacrificio
Related Dile No Al Toque de Sacrificio

Por Ramón Figueroa @RamonEnElClutch

El toque de sacrificio es una estrategia que está perdiendo uso en el béisbol moderno. La estrategia se compone de regalar un out para adelantar un corredor a posición de anotar. Es decir, una vez un corredor llega a primera sin out (y en ocasiones con 1 out), el próximo bateador pone un toque, de esa manera “sacrificándose” para que el corredor que está en primera base adelante a la segunda base y se coloque en posición de anotar. Esta es la modalidad principal del toque de sacrificio, aunque algún béisbol, como en la Doble A en Puerto Rico, utilizan el toque para adelantar un corredor de segunda a tercera para intentar dar un fly y que la carrera anote. El nombre más común que se le otorga a tratar de anotar carreras de esta manera es “manufacturar carreras”. Es una estrategia que puede funcionar en algunas ocasiones pero, ¿es esta la mejor manera de producir carreras?

No soy fanático de regalar outs y mucho menos de regalar outs sin sentido. He visto dirigentes que envían al sexto bate a poner toque, lo que coloca al séptimo bate y al octavo bate en la posición de tener que conectar un hit para impulsar a ese corredor. Esos puestos en la parte baja de la alineación se reservan para los que tienen un promedio de bateo más bajo que el resto del equipo. Así que, ¿es esta una buena estrategia? Más allá de analizar esa situación en particular, vamos a los números. El reconocido portal de Baseball Prospectus presenta una interesante tabla con situaciones de juego y la probabilidad de anotar carreras. Esa tabla es actualizada diariamente con los datos de la MLB. Si evaluamos la tabla, al día de hoy, la probabilidad de anotar carrera cuando se tiene un corredor en primera sin outs es de 0.8937, mientras que con corredor en segunda con 1 out es de 0.6902 Es claro que el efecto de regalar un out es mucho más perjudicial que el beneficio que tiene adelantar el corredor de primera a segunda. Esta tendencia es básicamente la misma en las pasadas 20 temporadas (los datos buscados). En el caso de corredor en segunda sin outs, la probabilidad de anotar es de 1.1099, mientras que con corredor en tercera con 1 out es de 0.9327. Este caso es interesante, porque lo que se busca es que se anote con un fly de sacrificio porque con un hit, el corredor muy probablemente anotaba desde la segunda base y aunque se le añade la posibilidad de anotar con un fly de sacrificio, siempre regalar el out es más perjudicial.

Lo cómico del asunto es que se escucha a veces la frase de que “así se juega el béisbol”. La realidad es que el béisbol moderno se está dejando llevar más por lo que dicen las estadísticas que por lo que el “gut” le dice al dirigente. Al abrirse el béisbol a una cultura más joven y estudiosa de las estadísticas, todas las decisiones se cuestionan. Durante la pasada década hemos visto que los dirigentes están utilizando menos el toque de sacrificio, casi al nivel de que es exclusivamente utilizado por el Viejo Circuito para evitar que el lanzador batee para doble play.

Mario Pintor

Your email address will not be published. Required fields are marked *